Home

I parte.

El problema del dibujo libre

Hay un fenómeno de sobremesa queme llama poderosamente la atención, particularmente estos últimos días: la gente, preocupada por la situación del país, se sienta por horas a hablar sobre ello, pero ya no a opinar y desahogarse, si no a proponer teorías explicativas,proyecciones sobre lo que va a suceder, «verificar» rumores, etc.

Nunca he estado en contra de la libertad de expresión; todo lo contrario, y aunque me fastidia bastante escuchar teorías conspirativas y propuestas de acción de gente que 1. En la mayoría de los casos no sabe de historia ni de política 2. No podrían estar más lejos de la rosca, y por lo tanto no tienen ni información; aunque reitero que me fastidia bastante, no me parece un problema.Lo que me parece un problema –y grave- es que estas personas creen que sus análisis son una vaina arrechísima; tanto,que tienen que devenir en acción; en hacer algo.

A pequeña escala no suele llegara nada, pero en la medida en que estas propuestas tienen pegada y se vuelven fenómenos nacionales o al menos de impacto nacional (una forma de protesta, una concentración, unas declaraciones, incluso un hashtag) pueden tener verdaderas repercusiones, y graves. Supongo que es posible que no salgan tan mal, pero la probabilidad de que una propuesta de acción carente de análisis histórico, basada en percepciones inmediatistas y muchas veces en rumores; salga bien, es remota.

Entiendo que están pasando cosas tan impactantes que todos sentimos la necesidad de hacer algo, y de hecho no creo que la inacción sea una solución; todo lo contrario, pero eso sí: con sensatez. Y no es fácil. Porque vivimos en una sociedad donde todo es, como diría Baudrillard, hiperreal; es decir que viene re-construido por los medios de comunicación, de modo que cada vez estamos más lejos de conocer la realidad sin el filtro mediático. Porque tenemos la posibilidad y la necesidad de inmediatez; ante una situación estresante lo que queremos es darle al botón de actualizar y saber cómo va a terminar este cuento, y no procesamos los acontecimientos en sí mismos. Y porque lamentablemente en general, por nuestra educación y tradición, no se nos ha enseñado a pensar. Sabemos memorizar, hacer razonamientos deductivos, etc. Pero esas habilidades no bastan para realizar un intento –si bien no correcto, al menos válido; en el marcode lo razonable- de análisis e interpretación de la situación social y política más compleja que hemos visto en muchos años.

¿Habrá que dejar de opinar? En lo absoluto. Lo que planteo, y espero que no me tilden de radical por esto, es que tenemos dos opciones: o nos ponemos las pilas y al menos nos esforzamos por aprender a analizar la situación, o aceptamos que lo que estamos haciendo es opinar, desahogarnos;sin pretensiones de estar en lo correcto, en lo factible, ni de estar siendo estratégicos.

II parte.

 Aprendiendo a leer nuestra realidad

Como todos los problemas que planteo,comencé a pensar en esto porque me pasó a mí; en algún momento me di cuenta deque no sabía cómo leer lo que estaba pasando, de que estaba perdida. Compartiendo esta inquietud e investigando, creo que he podido determinar algunas claves para leer un poco mejor la realidad ante la que nos encontramos. Son unas sugerencias humildes, básicas, pero que he encontrado útiles.

·        Leer sobre historia: leer sobre hitos históricos; son de especial utilidad aquellos que plantean situaciones similares a la que vivimos hoy en día. Procurar leer las dos versiones.

·        Buscar definiciones serias: si vemos un concepto por ahí –de esos que están en boga, como fascismo; o esos que siempre han sido confusos como izquierda y derecha- y no sabemos qué significa, investigar sobre eso. Pero –por favor, Dios de la vida-no en wikipedia; en un diccionario especializado y situado en un contexto histórico.

·        Leer sobre postmodernismo: la dinámica social y política actual está signada por fenómenos de corte postmoderno –como la inmediatez y cantidad de información que recibimos y cómo lo hacemos, o el escepticismo con respecto a las verdades absolutas- que nos obligan a adoptar nuevos parámetros en nuestros análisis.

·        Escuchar:en nuestra sociedad (quizás es igual en las otras, no lo sé) lo normal es opinar indiscriminadamente, como si todo el mundo tuviera que tener una opinión sobre cualquier tema, siempre. En este sentido me parece un hábito saludable preguntarnos, ante una discusión seria, si realmente sabemos sobre el tema. Uno aprende escuchando y preguntando, no aparentando que sabe.

·        Hacer ejercicios de razonamiento con múltiples perspectivas: procurar ver las situaciones en todas las perspectivas posibles. Una buena forma de hacer esto es compartir con personas que piensan diferente o que tienen conocimientos distintos.

·        Tomar distancia de la coyuntura: recientemente me sorprendí de la utilidad de desprenderse de la coyuntura para hacer análisis agudos. A menos que uno se divierta creyendo que la situación del país se puede abordar como si fuera un juego de risk, el objeto de la actividad analítica debe ser lo esencial. En vez de desgastarnos analizando todos los eventos que suceden todos los días, tan aceleradamente y de los que realmente sabemos tan poco, resulta más efectivo incorporarlos como un elemento más en nuestro análisis.

Hay una desventaja, y es que esta forma de analizar requiere más tiempo del que estamos acostumbrados a invertir en ello. Como dije anteriormente no es fácil, pero creo que las circunstancias son apremiantes. Algo que me motiva es eso que decía Ortega y Gasset de sentir el palpitar histórico bajo los pies: no es momento de estar bostezando.

Lo bueno es que es domingo y el día está como para leerse un libro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s