Home

Hace ya un buen tiempo, creo que un año y medio en mi Universidad (USB) se ha estado hablando de una crisis presupuestaria. La cuestión es que en 2009 se redujo el presupuesto, ya insuficiente, para las universidades en el marco de un plan de austeridad para la protección de la crisis económica mundial. Situación que sin lugar a dudas es de gran relevancia e importancia para la universidad; sin un presupuesto justo la universidad pone en riesgo su calidad y su posición como una de las mejores en el país y Latinoamérica.

Lo que ocurre, es que desde hace año y medio, debido a este ajuste presupuestario, hemos estado amenazados con el cierre de las actividades de la universidad. Todos los trimestres desde el periodo intensivo del año pasado nos dicen y nos tratan de meter por los ojos que estamos en una crisis y que ese trimestre, sea cual sea, tendrán que cerrar la universidad. Siguen pasando los trimestres y afortunadamente no ocurre nada, por lo menos nada que el estudiante común vea. Amenazas y amenazas de parte del tren rectoral y ninguna respuesta de la mayoría de los estudiantes, más que los mismos de siempre (gente preocupada, dirigentes estudiantiles, FCE). Es de esperar, mientras las cosas no las veamos o nos afecten, nadie reclamaría.

Esta semana justamente ocurrió otra amenaza que si afectaría a los estudiantes directamente; como parte de un plan de ahorro se vería reducida la calidad de los servicios estudiantiles (comedores, transporte, biblioteca). Situación que activó de forma importante a gran parte de los estudiantes, promoviendo una concentración en el Ministerio de Educación Universitaria donde fueron recibidos y escuchados sus reclamos. Esto originó, por solicitud del ministro, la organización de mesas de trabajo con la finalidad de hacer contraloría en los temas de comedores, biblioteca e internet, becas y transporte, para una posterior reunión con el ministro para la búsqueda de soluciones. Mesas de trabajo que personalmente despiertan un orgullo hacia mis compañeros de clases y demás estudiantes de mi casa de estudios debido a su dedicación avocada a la solución de los problemas de nuestra alma mater.

Después de echarles más o menos el cuento, del que pueden enterarse con detalle en los links que están al final, mi crítica:

Esta situación del presupuesto, después del tiempo en que se han establecido tantas amenazas de cierre, han generado en mi cierto escepticismo, es decir, todos los trimestres el tren directivo comunica de alguna u otra forma que hasta ese momento podrá funcionar la universidad, que estamos en una crisis extrema y que estamos llegando al final. Año y medio a pasado y nada de esto ha ocurrido, bien sea por una u otra razón que ha ayudado a la universidad. Me pregunto yo: ¿Qué me hace pensar que ahora si? Ya he empezado a dudar de la seriedad del tren rectoral, ya he empezado a dudar de sus verdaderas intensiones y lamentablemente, si es que es una crisis real, esto se ha convertido en “pura bulla”.

Me hace pensar, con la esperanza de estar equivocado, que estas amenazas no buscan solución, sino manipular para enardecer a la comunidad uesebista en contra el gobierno. Es clara la posición del tren rectoral en cuanto a las políticas del Gobierno, es clara su tendencia política, lo que me hace dudar de su autonomía al tomar decisiones; como son las continuas amenazas a los servicios que realmente afectan a los estudiantes. Me pregunto, ¿realmente estamos tan jodidos? ¿estamos en una verdadera crisis? ¿cómo sobreviven el resto de las universidades? ¿sobreviven? ¿Por qué somos los únicos que se han apersonado hasta el Ministerio buscando soluciones? Al parecer nuestra calidad justifica el alto presupuesto, sin embargo no justifica el alzamiento de los estudiantes en vez de búsqueda reales de soluciones como las que se están dando en este preciso momento.

Lo lamentable y a la vez ejemplo de una verdadera preocupación por la comunidad universataria, es que sean los mismos estudiantes quienes dan soluciones, quienes buscan dialogo y quienes de manera pacífica e inteligente logran buscar soluciones. Es lamentable que no sean el tren rectoral quien pueda dar solución, que no sean ellos, los electos por la comunidad universitaria, quienes den solución, sino que, a pesar de esto, se laven las manos, ejerzan presión al estudiantado y redirijan las responsabilidades hacia el gobierno cuando son ellos los que deberían darnos solución. Mi crítica es contra los que se supone que deben velar por el buen funcionamiento de la universidad. Repito, me parece admirable lo que hacen mis compañeros de clase, pero estemos claros de las responsabilidades.

Información sobre la Crisis Presupuestaria:

http://fceusb.org/?cat=55

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s